x

Renting Impresoras Zaragoza utiliza cookies propias (técnicas) para ofrecerle nuestros servicios, y cookies de terceros (analíticas) para obtener estadísticas. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puede gestionarlas, vea nuestra política de cookies.

Aceptar cookies analíticas Rechazar cookies analíticas
Ofertas y precios exclusivos
Información Comercial
N°1 en Renting Impresoras

Cómo potenciar la compra de equipos de ofimática

Cómo potenciar la compra de equipos de ofimática

El indetenible crecimiento tecnológico que se ha evidenciado los últimos años y que se incrementó con la aparición de la pandemia del COVID-19, ha dejado en claro que las herramientas tecnológicas juegan un papel fundamental en las actividades de todas las personas. Esencialmente, en el campo laboral los equipos como ordenadores, han experimentado un incremento en sus ventas. Pero ¿cómo potenciar la compra de equipos de ofimática para obtener el máximo beneficio? Quizás aquí encuentres la respuesta.


Una nueva forma de trabajo ha llegado

Anteriormente, en la mayor parte de los casos la jornada laboral involucraba personarse en una oficina o entorno de trabajo. Sin embargo, debido a la expansión tecnológica y todas las circunstancias que se han desarrollado recientemente, una nueva modalidad ha emergido y con ella la necesidad de acceder a equipos tecnológicos como ordenadores.

Más del 70% de los trabajadores hoy en día forman parte de un mecanismo de trabajo híbrido cuyas actividades mayoritariamente se realizan en casa. Esto implica la necesidad de disponer de equipos para poder desarrollar las actividades fuera de la oficina, ordenadores e impresoras particularmente.

Para muchos, esto debería correr por cuenta de la empresa, lo cual conlleva a la existencia de una política de compras por parte de la empresa, para hacer sostenible este proceso.

Cómo potenciar la compra de equipos de ofimática

Con lo anteriormente mencionado en mente, lo ideal es que las empresas construyan una política de compras donde se establezcan inicialmente los parámetros bajo los cuales los empleados pueden elegir determinados equipos, a bien de evitar la disparidad entre la capacidad del equipo y la calidad del trabajo.

Esto se logra a través de la gestión de la adquisición de equipos tecnológicos, esta gestión permite controlar el tipo de equipos que cada empleado necesita para poder desarrollar sus actividades laborales. Pero además de esto, se deben plantear estrategias a través de las cuales los equipos puedan ser adquiridos, instalados y además supervisados con el fin de prevenir gastos imprevistos para la empresa.

A propósito de esto, un programa de Servicios Gestionados puede ser de gran utilidad si lo que se quiere es rentabilizar la compra de los equipos. Este tipo de programas ayuda con el proceso de supervisión de equipos como impresoras, aunque estas cuenten con ubicaciones diferentes. Lo cual permite, entre otras cosas, reducir los costos relacionados con el trabajo remoto.